Aquí todo vale!

Si en cualquier otro país el gobierno (y no los jueces) utilizase a la policía para investigar y desacreditar a la oposición; utilizase a los medios de comunicación para publicitar unas noticias y censurar otras en función de sus intereses; aprobase leyes como la Ley Mordaza que sancionan manifestaciones no violentas y pretenden “blindar” las actuaciones policiales. Si algo de todo esto pasase en otro lugar del mundo pensaríamos que se trata de una república bananera en el mejor de los casos, o de una dictadura en el peor. Pero no, se trata de Españistán!

Y tranquilos, no somos una dictadura, estamos en el mejor de los casos….